diegoarrieta20 diciembre, 2017
princess1-740x357.jpg

2min80

Ya está todo listo y dispuesto para este miércoles San Antonio le dé la bienvenida oficial a los cruceros “Emerald Princess”, de la compañía “Princess Cruises”, y “Seabourn Quest”, de la empresa “Seabourn Cruise Line”.

Así lo detalló Carlos Báez, gerente comercial de Puerto Central (PCE), quien informó que se tiene programado que las dos naves turísticas recalen en el terminal marítimo portuario este miércoles a las 04:00 y 06:00, respectivamente.

“Estamos ya coordinando los últimos detalles para este nuevo desafío, y así entregar un buen servicio a los turistas que arriben mañana al terminal portuario, ya que, como hemos recalcado, lo que buscamos es sumar más alternativas al mercado de cruceros, tanto a nivel provincial como nacional”, puntualizó Báez.

El buque de turismo “Emerald Princess” mide 288 metros de largo y tiene una capacidad de transporte para 3.000 pasajeros; mientras que la nave “Seabourn Quest” mide 198 metros de largo y puede trasladar más de 300 turistas.Se espera que los dos barcos zarpen desde San Antonio este miércoles, entre las 17:00 y 18:00, en dirección hacia su próximo destino.Ambos cruceros son los primeros de las empresas “Seabourn Cruise Line” y “Princess Cruises” en llegar al puerto de San Antonio.

Fuente: Soy San Antonio


diegoarrieta6 diciembre, 2017
PUERTO-ARICAS.jpg

2min60

3.500 cruceristas arribaron al Puerto de Arica a bordo del Celebrity Infinity procedentes desde Pisco, Perú. La nave amarró a las 7.00 horas de este martes, en las instalaciones operadas por Terminal Puerto Arica (TPA), tras lo cual los pasajeros pudieron dirigirse a recorrer los principales atractivos de la zona.

Con la llegada del Infinity, Arica ya ha recibido a 6.500 cruceristas en la presente temporada, lo que -además- constituye un hito en materia de atención a pasajeros que han aumentado un 20% comparado al ciclo 2016-2017 a la misma fecha.

El gerente general de Empresa Portuaria Arica (EPA), Iván Silva, señaló que “este es uno de los cruceros grandes que recibimos y, sin duda, cada vez que llega a puerto es motivo de coordinación hasta en el más mínimo detalle, a fin de garantizar seguridad, tanto en las operaciones portuarias como en la permanencia de los visitantes”.

Silva mencionó que prevén mantener la tendencia de crecimiento en las escalas de cruceros en el Puerto de Arica.

“Siempre hemos dicho que mientras mejor sea la experiencia de los turistas en Arica ellos se convertirán en embajadores de la región, lo que implica que cada vez más nuestra región se convierte en un destino atractivo. Sin duda, la industria de cruceros contribuye a movilizar la economía regional, de hecho tenemos más de 23 buses recorriendo distintos puntos, los valles, el borde costero y los museos, con turistas conociendo nuestra historia”, enfatizó el ejecutivo de EPA.

El Celebrity Infinity zarpó de Arica en horas de la tarde de esta jornada, para seguir con su itinerario y recalar a San Antonio.


diegoarrieta22 noviembre, 2017
crucero-iquique.png

4min60

Ayer, a las 8 de la mañana, recaló en San Antonio el cuarto crucero del año y de la historia del puerto.

Se trata del buque turístico “Aida Cara”, de origen italiano, que traslada a mil 180 pasajeros y 369 tripulantes a la costa central de Chile.

Como ha pasado con los atraques anteriores, una buena parte de los viajeros recorrerá la zona durante la jornada y luego volverá a la motonave. Otros partirán hacia el Aeropuerto Internacional de Santiago para seguir con su itinerario.

La nave, construida en 1996, cuenta con 11 cubiertas, 590 camarotes y más de 193 metros de eslora (largo).

A las 23 horas partiría rumbo a Puerto Montt, en el sur del país.

La semana pasada el buque de bandera holandesa MS Zaandam visitó por segunda vez las costas de San Antonio.

El alcalde Omar Vera indicó que “estamos conscientes de nuestra responsabilidad y estamos trabajando para ir mejorando en los detalles, de tal manera de que los turistas que nos visiten vean en San Antonio una ciudad amable, cordial y exigente”.

“Este es un trabajo en equipo en donde están la Empresa Portuaria y todos los servicios asociados. Hay mucha gente que está desarrollando su trabajo en forma coordinada y eficiente para brindar un buen servicio, así que quiero destacar ese trabajo en conjunto”, manifestó el jefe comunal.

La temporada, que tendrá otras 21 recaladas hasta mayo del 2018, continuará con la visita de otras seis naves antes de que termine este año.

A las cinco de la mañana de este domingo 26 llegará “Sirena”, de la compañía de turismo Oceanía Cruises.

En la madrugada del 15 de diciembre arribará por tercera vez en el año el crucero “Zaandam” al terminal marítimo local.

Según informó la Empresa Portuaria de San Antonio (Epsa) en su página de Facebook, el 20 de diciembre será el turno de dos buques de estas características. El concesionario Puerto Central tendrá al mismo tiempo a “Emerald Princess”, que estará entre las 5 de la mañana y las 17 hora y Seabourn Quest, entre las 7.00 y las 17 horas.

El 23 de diciembre ingresará el Norwegian Sun, con bandera holandesa, que también volverá en enero y febrero del próximo año.

LAS CLAVES

AIDA CARA

Entró en servicio en junio de 1996, siendo renovado en 2005. Pesa 38,531 toneladas, tiene una longitud (eslora) de 193,30 metros, un ancho (manga) de 27,58 metros y una profundidad (calado) de 6,19 metros. Su velocidad es de 20 nudos (37 km/hora).

EN VALPO ESTÁN PICADOS

Para recuperar los cruceros que han migrado a San Antonio, el municipio de Valparaíso creó un consejo dedicado a potenciar la industria . Le llamaron “Consejo para Desarrollo del Turismo” y será constituido por la municipalidad y la Empresa Puerto Valparaíso, entre otras organizaciones.

BUENOS RESULTADOS

La Municipalidad de San Antonio realizó un exitoso balance del operativo de recepción, tránsito y salida de pasajeros de Puerto Central, tras la partida del trasatlántico holandés Zaandam, con destino al sur del país, que ya ha arribado al terminal local dos veces en 2017.

Fuente: Líder San Antonio


diegoarrieta16 noviembre, 2017
crucero-artania-1.jpg

4min20

Desde los hielos patagónicos, procede el crucero “Zaandam”, que echará anclas en la bahía de Puerto Montt a las 8 de esta mañana.

La nave, que arriba con alrededor de 2 mil pasajeros, entre turistas y tripulantes, desembarcará viajeros en Valparaíso y subirá otros tantos para regresar a Puerto Montt, donde estará arribando el domingo 19, paras seguir itinerario hacia la zona austral chileno-argentina, pasando hacia Ushuaia y subir por el Océano Atlántico para desembarcar en Buenos Aires.

Arribo del domingo que mantiene tensionado a muchos en la zona, por el paro indefinido de trabajadores portuarios, quienes el año pasado -en el contexto de otra movilización- retuvieron pasajeros al interior de Empormontt.

Este domingo, habrá dos cruceros y nadie sabe que pasará con los trabajadores portuarios.

¿Se puede?

La Ley Orgánica constitucional sobre votaciones populares, prohíbe toda manifestación, lo que le da cierta tranquilidad a los directivos de la Empresa Portuaria Puerto Montt. “No se esperan movilizaciones para el 19, por ley están prohibidas. Por nuestra parte, tomaremos todos los resguardos correspondientes, incluyendo la coordinación con el jefe de Plaza”, sostuvo Ricardo Trincado, gerente general de Empormontt.

El tema del paro portuario que ya el año pasado tuvo su experiencia, aún “pena”, porque dicen que las pérdidas no las ha pagado nadie, entre ellos el servicio de almuerzo y otros circuitos.

Sin comentarios

El temor este año avanza y la seguridad en este proceso cívico dependerá de la autoridad del gobierno interior; es decir, del gobernador provincial Juan Carlos Gallardo, quien no se refirió sobre las medidas preventivas a pesar de las reiteradas peticiones de este diario.

En la mañana de ayer, hubo reunión de estibadores con Empormontt, y tampoco hubo respuesta; mientras los portuarios siguen acusando al gobierno de “falta de voluntad” en la solución de sus problemas, aún cuando ha habido algunos puntos en común para pensiones que están pidiendo.

Los turistas que tomen circuitos turísticos, que bordean un 60%, podrán acceder a los programas de siempre: parques, Saltos del Petrohué, volcán Osorno, city tour Puerto Montt, Frutillar y Puerto Varas, todo coordinado con antelación.

El resto, junto con los tripulantes que son consumidores habituales del mall, no tendrán la dicha de visitar el establecimiento, pero podrán interiorizarse en las calles céntricas cómo se vive un proceso eleccionario en una de las regiones más pujantes del país.

Entre operadores navieros, turísticos y transportistas, se ha coordinado para que todas las actividades se desarrollen sin inconvenientes.

De la misma manera, trabajarán en Angelmó. Después de acudir a las urnas podrán hacerlo sin problemas, tal como se han coordinado los guías de turismo.

Nelson García recibirá un grupo que bordea las 70 personas, en el fogón Alerce, del fundo Olguita; donde serán esperados como siempre, con empanadas y pies de cuecas, además de demostración de rodeo y aperos de caballo.

Fuente: Marítimo Portuario


diegoarrieta9 noviembre, 2017
royal-caribbean1-740x357.jpg

7min40

Si en algún momento alguien pensó que la realidad de la industria de los cruceros en Valparaíso no podía ser peor tras la partida de las líneas Norwegian Cruise Line (NCL) y Carnival a San Antonio, se equivocó rotundamente.

Es que ayer, Royal Caribbean, cuya decisión estaba pendiente -al menos públicamente- ratificó que el “Celebrity Infinity”, una de las pocas naves de mayor tamaño que aún atesoraba Valparaíso para esta temporada, trasladará sus tres recaladas planificadas en Terminal Pacífico Sur (TPS) a Puerto Central (PCE) de San Antonio.

“Esto se venía hablando hacer harto tiempo, pero a principios de mes ya formalizamos las solicitudes de muelle para los buques de Royal en San Antonio”, comentó Mario Montero, gerente de Operaciones del grupo Broom, empresa que realiza el agenciamiento de esta línea en el país.

El acuerdo al que llegó Royal con Puerto Central se extiende por tres temporadas -hasta la 2019/2020- y el primer arribo está previsto para el 8 de diciembre de este año.

Sobre las razones que motivaron la partida, enfatizó que “para Royal la situación de cambio tiene que ver exclusivamente con la seguridad del puerto de Valparaíso, ellos quedaron muy preocupados por la situación que ocurrió con el ‘Norwegian Sun’ (…) evaluaron, encontraron que el puerto de Valparaíso, con todas sus autoridades involucradas, no les dio las respuestas que ellos necesitaban”.

Agregó que en lo específico se solicitaba una póliza de seguro y, junto con ello, se esperaba una sanción para las personas envueltas en los incidentes. “Se pedía en definitiva una solución más formal y no la encontraron”.

A ello se sumaba la necesidad de tener una garantía de sitio de al menos dos años de antelación, pues es el tiempo con que las líneas cuentan para promocionar los destinos a sus clientes.

La pérdida es relevante considerando que de las recaladas que aún conservaba Valparaíso, tras la sangría ya sufrida con el alejamiento de NCL y Carnival, el peso de Royal era notorio. Esto pues cada arribo del Celebrity Infinity significaba el movimiento de cerca de 4.500 pasajeros en cuanto al embarque y desembarque.

A través de un comunicado, el gerente general de la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV), Gonzalo Davagnino, opinó que “es una muy mala noticia, que se viene desarrollando desde hace meses producto de malas decisiones que se han tomado. No olvidemos que los armadores requieren una temporada confirmada con al menos dos años (de anticipo). Y hoy ofrecerles a los armadores tres meses de antelación es una muy mala decisión, y estas malas decisiones en los negocios se pagan”, declaró el ejecutivo que participa en la Convención Latinoamericana de AAPA en Punta del Este, Uruguay.

El gerente recordó que se reunió varias veces con los ejecutivos de Royal Caribbean, en Estados Unidos y en Chile, donde se les propusieron alternativas para atender en el sitio 8 a los cruceros más grandes que se van a San Antonio, pero enfatizó que no la quisieron tomar.

“El mercado, dada la falta de continuidad operacional que se ofreció por parte del Terminal 1, hoy toma esta decisión que más que comercial, creo es un castigo, por no haberles ofrecido en forma responsable, seria, con antelación, lo que ellos requieren como parte fundamental de su servicio”, dijo, añadiendo que se trata de la primera empresa de cruceros que estuvo, optó y apostó por Valparaíso.

“Ver que hoy se va por una mala decisión es triste, porque no sólo afecta al puerto, sino al prestigio de Valparaíso”, subrayó Davagnino, agregando que la industria actuó en bloque y que las soluciones que tenían que dar actores como el concesionario del Terminal 1 llegaron, “pero muy tarde”.

En tanto el diputado Osvaldo Urrutia (UDI) habló de “catástrofe” para Valparaíso. “Esto es muy grave, porque de las 39 recaladas que estaba fijadas en un principio ahora sólo quedan 12, pero además de los 61 mil pasajeros previstos, al final Valparaíso sólo va a atender 5.200, o sea menos del 10%”.

El parlamentario agregó que “los responsables están claros y es el concesionario del Terminal Uno (TPS) que junto a un pequeño grupo de trabajadores boicoteó la llegada de los cruceros”.

DIRECTOR DE TURISMO APUNTA A TARIFAS

Desde el municipio porteño el director de Turismo, Osvaldo Jara, junto con reiterar la necesidad de concretar el muelle exclusivo, apuntó a las tarifas. “Creemos que una de las razones que está afectando la decisión de las empresas de cruceros es la Tarifa de Uso Portuario (TUP). La EPV cobra cinco veces lo que la Empresa Portuaria de San Antonio por este concepto, lo que hace que el Puerto de Valparaíso no sea competitivo. Esta tarifa es cobrada para provisionar recursos y abrigar nuevas aguas para permitir un mayor desarrollo de los Puertos en Chile”, dijo.

Fuente: El Mercurio de Valparaíso


diegoarrieta8 noviembre, 2017
crucero-iquique.png

1min40

Puerto Central (PCE) confirmó que el próximo 8 de diciembre y los días 7 de enero y 18 de marzo de 2018 recalará a Puerto San Antonio la nave Celebrity Infinity -de Royal Caribbean- que movilizará 4.000 pasajeros en cada recalada (2.000 embarque – 2.000 desembarque).

El gerente comercial de PCE, Carlos Báez, señaló que “ellos estuvieron en San Antonio visitando nuestras instalaciones hace algunos meses y el desarrollo del terminal se realizó de acuerdo a lo solicitado por los distintos armadores en su oportunidad. Tenemos habilitado un terminal de 3.600 metros cuadrados, con counter de embarque, con máquinas de rayos para la inspección de equipaje, oficinas, cafeterías, todo los servicios que hoy se requieren para recibir las recaladas de pasajeros”.

Asimismo, el ejecutivo manifestó que “esperamos que esto se mantenga para la temporada 2018-2019. “Más que competir en Valparaíso, lo que nos tiene muy contentos es que agrega una nueva y buena alternativa para el mercado de cruceros de la zona central de Chile”, finalizó.

Fuente: Portal Portuario


admin2 noviembre, 2017
sharpserefiereacrucerosenvalparaiso-730x350.jpg

9min50

Con una recalada doble, Valparaíso inició ayer su temporada de cruceros 2017/2018 en un año marcado por situaciones que derivaron en la baja ostensible de la actividad en el Puerto. Algo de lo cual, sin duda, no estaban enterados los turistas que arribaron en el “Silver Muse” y el “Le Soleal”, dos naves de lujo que atracaron en los sitios 6 y 8 de Terminal Cerros de Valparaíso (TCVAL), entidad que concentrará las llegadas en este ciclo.

Más de 1.000 personas sumó el embarque y desembarque de las naves, operación que se realizó con normalidad. “Estamos con el mejor de los ánimos, nuestro comercio está trabajando y estamos absolutamente funcionando para que el estándar de servicio no se pierda”, comentó el gerente de servicios del Valparaíso Terminal de Pasajeros (VTP), Ricardo Doberti.

La filial del grupo Agunsa es una de las más afectadas con esta baja. Recién el año pasado, pocos meses antes de que estallara el conflicto con el bloqueo a dos naves, había inaugurado el nuevo terminal con una inversión cercana a los US$ 8 millones. Una apuesta pensando en un sector que iba en alza en la ciudad, acercándose poco a poco a las mejores temporadas cuando se movilizaron más de 100 mil pasajeros.

Con una superficie de más de 5.000 m2, se construyó con la idea de convertirse en la principal infraestructura de este tipo en el país y la costa del Pacífico, en Sudamérica, un objetivo que a casi un año de su puesta en marcha parece difícil de alcanzar. “No lo puedo cuantificar, pero desde el punto de vista económico es un golpe muy fuerte”, admitió el ejecutivo respecto a la disminución de las recaladas.

Con dependencias de primer nivel para atender a los pasajeros, también se construyó para ser utilizado como centro de eventos, una faceta que cobra importancia ante la baja en el número de arribos. “Siempre estamos comercializando el tema de eventos y afortunadamente nos ha ido bastante bien”, subraya Doberti, admitiendo eso sí que es necesario trabajar en una estrategia común para recuperar la industria.

“Esta es la peor temporada desde que se empezó (a atender cruceros) y Valparaíso se tiene que poner las pilas para recuperarlos, pero eso requiere un esfuerzo conjunto. No somos nosotros solos, sino que es un trabajo de toda la ciudad y de muchas partes que están involucradas”, manifestó.

Desde la empresa portuaria (EPV), el gerente general, Gonzalo Davagnino, señaló que “se están haciendo todos los esfuerzos necesarios para poder recuperar los servicios navieros que se han trasladado de Valparaíso”.

“Desgraciadamente, por un caso puntual, tuvimos un problema y hubo algunas compañías que tomaron una decisión, podríamos decir, apresurada o contraria a lo que esperábamos. Pero quiero relevar y agradecer a aquellas empresas que han seguido trabajando en Valparaíso, confirmando que este puerto tiene un atractivo que otros puertos no tienen”, agregó el ejecutivo.

En esa línea, subrayó que en Valparaíso siempre se ha cumplido desde el punto de vista logístico, de la seguridad y del punto de vista de los servicios, tomando en cuenta que se trata de un sector distinto al de la carga.

Junto con ello relevó el acuerdo que se alcanzó con los portuarios y los concesionarios de los terminales, a la vez que resaltó las condiciones que ofrece Valparaíso en materia de infraestructura específica. “Tiene un terminal dedicado, de primer nivel, tiene todas las condiciones para poder operar y me parece que los ejecutivos de líneas navieras de cruceros tienen hoy la responsabilidad de darle a sus clientes, a los visitantes de cruceros, el mejor nivel de servicios que, sin duda, está en Valparaíso”, remarcó Davagnino.

El alcalde porteño, Jorge Sharp, recalcó que el municipio no se ha quedado de brazos cruzados en el objetivo de que los cruceros regresen. “Espero que lo que sucedió este año sea una lección aprendida para todos los actores del mundo portuario y en especial para la EPV y los concesionarios, que yo creo que no estuvieron a la altura”, criticó el jefe comunal.

En tal escenario, enfatizó que los cruceros no emigraron a San Antonio por una falta de gestión de la municipalidad o de voluntad de un grupo determinado. “Hay un modelo de gestión en el puerto que no dio el ancho, yo lo único que espero es que no volvamos a pasar por esta situación que daña la imagen de la ciudad más que la economía de Valparaíso”, dijo.

En cuanto al impacto económico señaló que si bien existe, no es tan grave considerando que la mayor parte del turismo de la ciudad no depende de las naves de pasajeros.

“Menos del 10% de la actividad turística de la ciudad guarda relación con la industria de cruceros, el grueso de ella está puesta en el turista nacional y trasandino. En consecuencia la actividad turística, salvo algunas inversiones que realizaron algunos actores del sector, no se verá profundamente dañada”, sentenció.

Pese a ello, sí reconoció que es un área que tiene proyección y que además se debe proteger la imagen de la ciudad. “Con lo que sucedió en los meses anteriores (la imagen) no es la mejor y por eso hemos tratado de liderar una posición a propósito de que los cruceros ojalá vuelvan a la ciudad, primero apoyando la construcción de un muelle exclusivo para cruceros y, segundo, potenciando el destino Valparaíso”, concluyó el jefe comunal.

En las tarifas
El director del Departamento de Turismo, Osvaldo Jara, recalcó que uno de los aspectos a mejorar apunta a las tarifas. “El tema principal tiene que ver con cómo nosotros logramos mantener competitividad en las tarifas portuarias. En este minuto, no estamos con tarifas competitivas”, dijo el personero, agregando que “el puerto de Valparaíso está cobrando muy caro a los cruceros. Necesitamos tarifas más competitivas en todos los servicios”. Junto con ello, no descartó trabajar con San Antonio en una oferta complementaria.

VTP ADMITE FUERTE IMPACTO ECONÓMICO EN INICIO DE TEMPORADA DE CRUCEROS

“Menos del 10% de la actividad turística de la ciudad guarda relación con la industria de cruceros, el grueso de ella está puesta en el turista nacional y trasandino”, Jorge Sharp, Alcalde de Valparaíso”

2 cruceros inauguraron la temporada de cruceros en Valparaíso: “Silver Muse” y “Le Soleal”.

1.000 pasajeros fueron los que desembarcaron y embarcaron en la ciudad en la recalada doble.

US$ 8 millones fue lo que invirtió el concesionario del VTP en el nuevo terminal de pasajeros.

Fuente: El Mercurio de Valparaíso


admin31 octubre, 2017
sharpserefiereacrucerosenvalparaiso-730x350.jpg

8min20

Tras la serie de conflictos que afectaron durante el año a la industria de cruceros en Valparaíso, hoy comienza una nueva temporada que, como se preveía, es mucho menor que el promedio histórico. Se trata -por el momento- de sólo 15 recaladas, una cifra que apenas alcanza el 40% del ciclo anterior y ni siquiera llega al tercio de la mejor registrada en Valparaíso, la que data de hace una década (2007/2008) cuando se llegó a la cifra de 48 arribos.

De hecho, la única ocasión en que se había bajado de los 30 arribos fue en el ciclo 2010/2011, tras la crisis económica mundial, cuando se contabilizaron 29.

Una recalada doble será la encargada de inaugurar el movimiento de naves de pasajeros. A las 7 horas arribará al sitio 8 de Terminal Cerros de Valparaíso el “Silver Muse”, mientras que una hora después lo hará “Le Soleal”, al sitio 6 del mismo enclave.

“En otras oportunidades se ha atendido con éxito dos naves simultáneamente, y esta ocasión no será diferente. Brindaremos todas las facilidades y dispositivos de seguridad, tanto para los pasajeros, como para la nave, con el fin de dar satisfacción absoluta a quienes visitan nuestra ciudad”, comentó el subgerente comercial de TCVAL, Gonzalo Mercado.

En esta temporada, el concesionario del Terminal Dos recibirá 11 de las 15 naves previstas para el ciclo.

“Es parte de nuestro compromiso como concesionario dar todas las garantías a las líneas de crucero para que puedan tener una estadía tranquila y sin inconvenientes al puerto de Valparaíso, teniendo en cuenta que recibiremos el 73% de los cruceros esta temporada”, recalcó el ejecutivo.

En total ambas naves transportan más de 1.100 personas entre pasajeros y tripulantes.

Agregó que se han realizado una serie de mejoras en el Espigón con el objetivo de poder recibir incluso naves de mayor tamaño. De hecho fue una de las alternativas que se planteó a la industria en pleno conflicto.

“Durante los últimos meses TCVAL ha invertido fuertemente en dotar de mayor infraestructura el Espigón con el objetivo de poder recibir naves de mayor tamaño en eslora y mayor tonelaje de desplazamiento, a través de un fortalecimiento del sistema de bitas y defensas”, enfatizó el subgerente comercial.

Los sectores más perjudicados con esta merma con los que tienen directa relación con el arribo de estas naves. De hecho sólo la recalada de estas naves tuvo un efecto positivo. “Se ha notado un mayor movimiento con la llegada de los cruceros, yo tengo cerca del 40% de la ocupación que corresponde a pasajeros que se van a embarcar mañana (hoy) y el resto de los asociados tiene cifras similares”, comentó la presidenta de la Asociación de Hoteles de Valparaíso AG, Verónica Castillo.

Sin embargo, reconoce que la pérdida será significativa y que eso se irá notando en los próximos meses. “Por ejemplo cuando llegaba un crucero se contrataba personal de apoyo y se generaba más trabajo en varios sectores, hoy todo eso se perdió porque la cantidad de cruceros no justifica ese gasto adicional, ya no tiene sentido”, menciona la dirigenta gremial, añadiendo que esto significa mucho dinero para Valparaíso. “No estamos hablando sólo de hotelería , sino que otras actividades como restaurantes, transfer o transporte en general (…)Estamos perdiendo la condición de puerto principal producto, entre otras cosas, de la mala gestión que ha tenido el Estado”, recalcó.

Pese al escaso número de cruceros que llegará la temporada a la ciudad indicó que “hay que procurar la mejor atención posible, como siempre lo hemos hecho, y mejor (…) El puerto necesita recuperar el sitial y tener su muelle exclusivo para los cruceros”.

En tanto, el presidente de la Asociación de Guías de Turismo de Valparaíso, Felipe Jara, subraya que la mayor parte de los arribos corresponde a barcos pequeños.

“Es un hecho que los operadores locales y guías locales han perdido oportunidad de hacer excursiones, algunos servicios fueron anulados y otros no se tomaron, por lo que si nos hemos visto afectados frente a todo esto. En general, los efectos de la pérdida de cruceros en Valparaíso no se verán a cabalidad esta temporada, ya que la decisión de las empresas de crucero de irse de se hizo casi al empezar la misma, por lo tanto algunos pasajeros no hicieron cambios en sus itinerarios, siguieron en Valparaíso, pero tuvieron que pagar un transfer a San Antonio”, recalcó el dirigente, recordando que el 16 de octubre, cuando llegó el “Zaandam” a San Antonio, un bus salió del VTP para transportar pasajeros.

Será un inicio de temporada extraño para Valparaíso que esta vez no será el gran protagonista.

EL ESCENARIO PUEDE SER PEOR

Desde el sector de los emprendedores hay inquietud, sobre todo en el caso de que el puerto de San Antonio se mantenga como primera opción para el recale de los barcos para la próxima temporada. “El escenario será aún peor para los empresarios del rubro en Valparaíso, ya que muchos de ellos harán sus reservas en función del embarque/desembarque en San Antonio, por los que muchos se hospedarán en Santiago y no en Valparaíso”, recalcó el titular de la asociación de guías de turismo porteños, Felipe Jara. “Ahí realmente se verá la merma de reservas en nuestra ciudad, la gente no se alojará el día antes o después del crucero en los hoteles de Valparaíso y eso nos hará perder la oportunidad de ofrecer y realizar tours locales el día antes, el día de la recalada y el día después del crucero”, puntualizó.

Fuente: Mercurio de Valparaíso


admin30 octubre, 2017
crucero-iquique.png

3min10

El “Le Soleal” es la primera nave que llega a Iquique en el marco de la temporada de cruceros 2017 – 2018. Francisco Vilches, jefe de seguridad de la Empresa Portuaria de Iquique, detalló que el arribo fue ayer sábado a las 6.30 y su amarre a las 7.00, iniciándose el desembarque de pasajeros a las 8.30 de la mañana, momento en el que tomaron buses dispuestos para un recorrido turístico por la región de Tarapacá.

Un bus fue a las salitreras y otros cuatro se quedaron en Iquique haciendo city tour, el que contempló un recorrido por Paseo Baquedano, pasando por el Palacio Astoreca, el Museo Regional, el Teatro Municipal (solo el hemiciclo y su fachada), la Plaza Prat y el Casino Español, donde fueron recibidos con un cóctel.

Vilches explicó que antes de Iquique, el crucero pasó por Arica y a las 14.00 partió a Coquimbo.

“Este es un buque de nacionalidad francesa. Hay cubanos, un español, un brasileño, cuatro holandeses y el resto de origen francés. Este crucero es el primero de los que se van a recibir en la temporada 2017 – 2018”, precisó el encargado de seguridad de la empresa EPI.

A la llegada los esperaban algunos stands con información turística y los infaltables souvenirs o recuerdos. Joanna García, de “Yakana, diseños del Desierto de Atacama”, les ofreció su producto estrella, las tazas enlozadas, que hacen referencia a las oficinas salitreras.

“Es metal enlozado, todo con identidad regional. A 6 mil pesos o diez dólares”, puntualizó.

Idioma

La traductora en francés, Gloria Contreras, en apoyo de Sernatur, dijo que a los pasajeros les llamó la atención “que teníamos mucho material en francés, ya que en otros puertos les han entregado información en español o en inglés, entonces ahora aquí se sorprendieron. Estaban contentos. La vez anterior rechazaron el inglés. Los franceses son un poco reacios con el inglés, no lo aceptan. Si les tocan su idioma nativo, ahí cambia inmediatamente la disposición”, explicó la traductora, agregando que la principal consulta de los turistas fue dónde conseguir wi-fi gratis.

Desde el Servicio Nacional de Turismo, Aaron Baruch, encargado de la oficina de información turística de Sernatur Tarapacá, informó que 26 pasajeros tomaron un bus a Humberstone, 113 hicieron el city tour en Iquique y 6 realizaron un tour en parapente. Además se dispusieron buses de acercamiento desde el puerto a la plaza, sin contar a la tripulación que también bajó a la ciudad para abastecerse en el comercio.

204 pasajeros venían a bordo del crucero francés. Algunos llegaron hasta Humberstone.

Fuente: Marítimo Portuario


admin23 octubre, 2017
iquique-puerto-583x357.jpg

2min80

Un total de seis cruceros recalarán en el puerto de Iquique durante la temporada 2017-2018 según la información que ofreció la Empresa Portuaria de Iquique (EPI).

Para el próximo 28 de este mes llegará “Le Soleal” de la Compagnie Do Ponant, le seguirá el “Seven Seas Mariner” de Norwegian el 26 de enero de 2018, el 19 de febrero llegará “Albatross” de V Ships, el 13 de marzo el “Sirena” de Norwegian, el 17 de ese mismo mes el “Bremen” de Happag Lloyd y el 9 de abril el “Crystal Symphony” de Crystal Cruiser.

Héctor Mardones, subgerente de Negocios de Empresa Portuaria Iquique expresó que estos seis cruceros ya están confirmados para esta temporada y que se les podrían sumar 2 más, haciendo un total de ocho cruceros.

“Esta cifra es menor en comparación a la recalada en otros puertos, especialmente del sur del país, pero creemos que se puede aumentar para lo cual sería importante contar con un circuito turístico propio que incluya a puertos de Colombia, Ecuador, Perú y del norte de Chile”, expresó Mardones.

El subgerente añadió que “además la liberación de la Ley del Cabotaje, constituiría un gran avance para el desarrollo de esta industria. Permitiría que las compañías navieras pudieran tomar pasajeros de la macro región Andina, quienes abordarían los buques en Iquique y desembarcarían en cualquier puerto del sur de nuestro país. Eso no solo representaría una excelente alternativa para la visita de turistas de otros países, sino que también el desarrollo de la industria local de turismo de cruceros”.

Fuente: Estrella Iquique



Acerca de nosotros

Portal del Puerto forma parte de Portales Regionales, una red publicitaria de medios de comunicación digital, abarcando Minería, Turismo en Chile, Agricultura,  Empresas Portuarias y además, diarios electrónicos en las regiones de Valparaiso, O’Higgins y Maule.

Si te interesan post promocionados, link seo, banners o publireportajes, escríbenos.


ventas@portalesregionales.cl