admin17 marzo, 2017
2.jpg

5min440

Junto con reiterar que se están realizando coordinaciones necesarias con la Gobernación Marítima, y las autoridades provinciales y policiales, de cara a la recalada que realizará en el Terminal 1 de TPS el crucero “Infinity”, la Empresa Portuaria Valparaíso hizo un nuevo llamado a no poner en riesgo la atención de las naves de turismo en la ciudad.

 En ese sentido, considerando las amenazas que nuevamente han señalado dirigentes portuarios de Cotraporchi, la Coordinadora Marítima y sindicatos de TPS, el gerente de asuntos corporativos de la portuaria estatal indicó que se está preparando un protocolo de seguridad “para evidentemente resguardar a los turistas, resguardar el flujo de pasajeros, junto con eso evitar el bloqueo, y potenciar el desarrollo turístico de Valparaíso a través de la industria de cruceros que anualmente deja cerca de 30 millones de dólares en nuestra ciudad. En reunión con nuestros concesionarios, ambos nos garantizaron que aplicarán sus protocolos de seguridad ante cualquier tipo de bloqueo”.

 El ejecutivo indicó que sólo las dos naves que llegaban este fin de semana –“LeBoreal” este viernes, e “Infinity” el domingo- significan un movimiento de 5.500 visitantes y un aporte a la economía local de USD 750 mil. Con estas dos nuevas recaladas, la Temporada 2016-2017 que comenzó el agosto de 2016, ha traído a Valparaíso alrededor de 90 mil visitantes, los que –sólo por el aporte directo que realizan los turistas- ha significado un aporte de USD $ 11 millones al comercio y servicios de la ciudad.

Es decir, en lo que va de ciclo, y sólo por aporte turístico a la ciudad, van USD 11 millones en aportes directos a Valparaíso, de acuerdo a lo que cada pasajero gasta en promedio.

“Queremos plantear hoy que no entorpezcamos el flujo de pasajeros ni tampoco la recalada de cruceros. Valparaíso necesita actividad económica y una de las claves es la industria turística. Creemos que el sentido común de los trabajadores y de quienes han respaldado este tipo de movilizaciones, haga entender que Valparaíso necesita de una actividad tan crucial como son los cruceros”, sostuvo.

Calvetti agregó que las propuestas de infraestructura futura que promueve EPV en el marco de su Plan de Desarrollo significarán gestos concretos hacia la actividad de los cruceros, como el muelle exclusivo que hoy se encuentra en estudio de factibilidad con la empresa Moffat and Nichols, y el propio Terminal 2. “Es relevante que para evitar este tipo de situaciones que han afectado a TPS podamos tener una alternativa. Hoy la alternativa real es la inversión que está haciendo Terminal 2 con una inversión de 500 millones de dólares y 3 mil empleos. Se mejora la competitividad, se abre la oferta para la recepción de naves de cruceros”.

La Temporada 2016-2017 de Cruceros continuará con otras cuatro recaladas: “Regatta” (23 de marzo); “Hebridean Sky” (27 de marzo); “Zaandam” (4 de abril) y “Norwegian Sun” (25 de abril).

 


admin15 marzo, 2017
3.jpg

8min350

Repitiendo la experiencia de los últimos años, nuevamente Empresa Portuaria Valparaíso, a través de su gerente general, Gonzalo Davagnino, se hizo presente en la Seatrade Cruise Global, que en su versión 33° realizada en Fort Lauderdale, Miami, continúa siendo la más relevante instancia del turismo de cruceros en el mundo, con una serie de muestras, charlas, reuniones de trabajo y exposiciones dedicadas al rubro.

En el marco de la participación chilena en la actividad, a la cual concurrieron también representantes de Gobierno, autoridades municipales, empresas del sector, navieras y operadores turísticos, el ejecutivo de EPV señaló que la industria internacional ha expresado su preocupación a raíz de los recientes hechos ocurridos en Valparaíso y que tuvieron entre febrero y marzo diversos episodios que afectaron la normal atención de los cruceros de la Temporada 2016-2017 en curso.

“Hemos tenido reuniones con los principales operadores de cruceros, quienes nos han hecho saber su preocupación, porque ven un alto riesgo en el tema de la seguridad. Están muy molestos por las declaraciones y reuniones donde ellos también han participado, en donde se les ha dicho su poca prioridad respecto de la operación. Están preocupados porque han recibido amenazas de la Cotraporchi por escrito, donde les dicen que no vengan más a Valparaíso, que no los van a recibir, entonces esto está conformando un tema más bien legal”, explicó desde EE.UU. el gerente de EPV, indicando que las empresas de cruceros están estudiando establecer acciones “contra quienes están amenazando o negando su libre actividad en Chile”.

En esa línea Davagnino se mostró satisfecho por las recientes declaraciones del gerente general de TPS, quien reiteró que el mercado de los cruceros seguirá siendo un tema relevante para el concesionario, aun cuando los sindicatos han amenazado con realizar manifestaciones de “ruedas cuadradas”.

“Me deja muy tranquilo que el gerente de TPS haya dicho que le interesan los cruceros, porque hoy existe un trabajo muy fino de coordinación para esta temporada y también para la próxima 2017-2018, que se va a afinar en junio, por tanto celebramos la disposición del terminal que recibe más del 70% de los buques, que son los de eslora mayor, para atenderlos tal como acordamos para las siguientes temporadas (…) Entiendo que de aquí a abril no deberíamos tener problemas”, agregó.

Junto con agradecer las gestiones conjuntas que se han coordinado con la Intendencia, Gobernación Provincial, Sernatur, Subsecretaría de Turismo, Corporación de Puertos del Cono Sur y Ministerio de Economía, Davagnino fue enfático al indicar que la industria ha hablado con fuerza en la Seatrade pidiéndole a Chile que no haya nuevos episodios que afecten el turismo de cruceros.

“Hay que ser muy cuidadosos cuando ocurren estos hechos. Por eso hemos venido acá no solamente a recibir los golpes, sino también a plantear propuestas, soluciones, y formas de trabajo. Ahora, quiero ser enfático, no existe otra oportunidad. Si llegamos a tener otro problema, los buques no van a operar más en Chile, ni en Valparaíso ni en San Antonio ni en otro puerto. No se va a operar en Chile. Así de tajantes han sido respecto de que cualquier problema que pueda volver a ocurrir”, advirtió.

“Estamos en una jugada antes del jaque mate y si no somos capaces de entender el mensaje que nos ha dado acá la industria, en Chile no vamos a tener más cruceros. Y es más, los actores del crucerismo mundial nos han dicho que si Valparaíso no ofrece las garantías necesarias y por ende debe sacarse del circuito de cruceros, será Chile y Sudamérica en conjunto los que también saldrán de las rutas. Por eso es necesario que tengamos que proteger a Valparaíso, porque es un eje clave para todo el turismo de cruceros del Cono Sur”, añadió.

NUEVAS RECALADAS

En el plano más local, dos nuevas recaladas se esperan para esta semana en el Puerto de Valparaíso, en el marco de la Temporada 2016-2017 de Cruceros. El viernes 17 arribará a TCVAL la nave “LeBoreal”, mientras que el domingo hará lo propio en TPS el crucero “Infinity”, procedente desde Puerto Montt, los cuales en su conjunto movilizarán más de 5 mil personas este fin de semana.

En esa línea, tal como ocurrió la semana pasada –tras la amenaza de dirigentes portuarios de volver a afectar la atención de los cruceros-, desde EPV se han dispuesto una serie de coordinaciones con la Intendencia, Gobernación, Carabineros y la Autoridad Marítima, de modo de desplegar las medidas que sean necesarias a fin de evitar la afectación de la atención de los cruceros.

“Se ha definido un protocolo de acción en caso de que ocurra un nuevo bloqueo a los cruceros, como habían amenazado los dirigentes Sergio Baeza y Roberto Rojas, situación que iremos monitoreando. Creemos que es necesario garantizar y proteger esta actividad que tanto aporta a la imagen del país y, en concreto, a la economía de la ciudad, y desde nuestra posición adoptaremos las medidas necesarias para evitar el riesgo a esta actividad”, indicó en Valparaíso el gerente de asuntos corporativos de EPV, Cristian Calvetti, quien reiteró que “la temática de las cargas limpias ya ha sido zanjada por la justicia”.


admin14 marzo, 2017
reunion.jpg

4min460

Una reunión sostuvo el diputado UDI, Osvaldo Urrutia, con representantes y dirigentes de las Empresas Movilizadoras de Apoyo a Fiscalización (EMAF), quienes desarrollan las labores de aforos en dependencias del ZEAL, cuya actividad la desempeñan desde la década del 70′.

Tras la cita, que tenía por objetivo abordar el conflicto de las “cargas limpias”, el parlamentario concluyó que “los trabajadores portuarios no tienen idea de qué es un aforo”, pues históricamente no han realizado dicha actividad.Así lo confirmó también Pedro Rodríguez, trabajador en el puerto desde 1976, quien indicó que “la gente que hoy reclama que ellos son aforistas y tienen los aforos y han hecho los aforos por las cargas limpias, es mentira, ellos nunca supieron cómo hacerlo ni como se hacía, ni con quien había que trabajar.

Nosotros somos aforistas de hace muchos años con las agencias de aduana, los únicos reconocidos”.Incluso, sostuvo que “quiero desmentir al señor (Sergio) Baeza -presidente de Cotraporchi- que él nunca ha sido un aforista. Él ha sido siempre dirigente y no tiene idea qué es un aforo.

Somos un grupo de trabajadores que hemos hecho siempre y por siempre los aforos, y este caballero se hace dueño de un trabajo que nunca ha ejecutado; antes de ser dirigente, él fue trabajador del sindicato de embaladores, luego dirigente, y no tiene idea quienes hacían el aforo; se levantó defendiendo un trabajo que no le corresponde, nos corresponde a los que siempre hemos estado en esta lucha de ser los trabajadores del aforo”.

“Ellos quieren hacerse dueños de un trabajo que no les pertenece. Las cargas limpias tienen que hacerse aquí en ZEAL, donde estamos haciendo el trabajo. Es por eso que estamos luchando. Somos un grupo minoritario frente a los sindicatos que mueve el señor Baeza, por eso estamos hoy en esto. Pero detrás de nosotros hay familias, trabajadores y sus familias, y vamos a quedar desprotegidos.

La inversión que se ha hecho en ZEAL es mucha para que se revierta esta situación y lleguen las cargas limpias a donde no hay espacio para hacerla, porque el puerto se hizo chico y no hay espacio para hacer los aforos”, enfatizó.Por su parte, el parlamentario comentó que “me he reunido con los verdaderos trabajadores aforistas que desde hace muchos años han realizado esta tarea, y están defendiendo sus derechos.

Lamentablemente este trabajo es muy desconocido –como decía el dirigente– porque son un grupo minoritario en comparación a los sindicatos de trabajadores del puerto, y han sufrido las consecuencias de esta pugna por llevarse esta tarea que hoy se hace en ZEAL hacia abajo, a pie de buque, cosa que nunca se había hecho, porque el aforo nunca se realizó a pie de buque; antes se realizaba en la Puerta Varas, donde estaba el Frigorífico, o después se realizó en el Muelle Barón por muchos años y por trabajadores especializados, que no son portuarios, sino son aforistas”.

En la ocasión, el legislador comprometió su apoyo a los funcionarios y a sus familias.

Fuente: Soy Valparaiso


admin13 marzo, 2017
osvaldourrutia-1024x682.jpg

6min400

El diputado UDI, Osvaldo Urrutia, anunció que solicitará una sesión especial para analizar los efectos derivados de los bloqueos a cruceros y a la falta de prioridad de sitio en el Puerto de Valparaíso para la atención de este tipo de naves.

Urrutia dijo que “es necesario saber la realidad de que ha generado este verdadero sabotaje a la industria de los cruceros en Valparaíso, con estas acciones hostiles por parte de un concesionario que está tirando por la borda, todo un trabajo realizado por años en el Puerto para lograr ser un destino importante y permanente de estos navíos en el mundo”.

“Los contratos con las empresas de cruceros se cierran cada dos años aproximadamente por lo que tenemos que proyectar posibles problemas hacia el año 2019. Y para ello el Ministerio de Economía debe tener claro la forma en que enfrentará el tema, independiente de la coalición que esté dirigiendo los destinos de Chile porque este es un tema país”, insistió.

“Por ello, voy a solicitar la realización de una sesión especial para abordar el tema de los efectos negativos que está teniendo para la industria de los cruceros estos conflictos artificiales que están inventando algunas personas, con la sola intención de tener el control total del Puerto de Valparaíso, sobreponiendo sus intereses personales por sobre los intereses de todo Chile”, añadió el legislador.

“No hay que olvidar que Valparaíso es el principal destino de cruceros en Chile; y si la ciudad comienza a tener problemas y este tipo de naves dejan de llegar, no solo nos perjudicamos nosotros, sino que también otros puertos más como Iquique, Coquimbo, Talcahuano, Puerto Montt, Aysén, entre otros”, subrayó la autoridad.

“A la sesión citaremos al Ministro de Economía y a la Subsecretaria de Turismo; e invitaremos al presidente de EPV y al alcalde de Valparaíso, que por lo demás ha sido uno de los pocos que ha levantado la voz criticando este sabotaje que se le está haciendo a Valparaíso”, afirmó.

Antecedentes

El pasado jueves, la nave Norwegian Sun, que recalaba por tercera vez a Valparaíso, debió quedar a la gira por no tener prioridad de sitio en Terminal Pacífico Sur, concesionario de atiende el 67% de los cruceros que arriban a Valparaíso. Dado lo anterior, el desembarco de pasajeros -en su mayoría de la tercera edad- tuvo que efectuarse con tender boats.

La situación, anómala para los estándares exhibidos durante 13 años en Valparaíso, significó retrasos y aglomeraciones en el Valparaíso Terminal de Pasajeros, donde algunos turistas para no perder sus enlaces aéreos decidieron dejar sus equipajes abandonados. En total, según datos obtenidos por PortalPortuario.cl, unas 50 maletas quedaron varadas en el recinto.

El hecho fue catalogado como “un día negro” por el gerente general de VTP, Juan Esteban Bilbao, y como un “desastre mayor” por Claudio Nast, gerente general de DMC, mientras que el expresidente de Puertos de Conosur, Sebastián Montero, tachó lo sucedido como “una vergüenza”.

Con anterioridad, el 15 de febrero, trabajadores portuarios bloquearon el acceso al Terminal Pacífico Sur como una forma de presionar en sus demandas de retomar la realización de aforos en el muelle de TPS, donde dicha empresa invirtió 300 millones de pesos para efectuar los controles. La infraestructura; sin embargo, ha quedado sin uso debido a que la Empresa Portuaria Valparaíso y Aduanas dispusieron que las fiscalizaciones para cargas de importación deben llevarse a cabo en la Zona de Extensión y de Apoyo Logístico (Zeal), así como en los otros recintos extraportuarios a las afueras de la capital regional porteña.

Lo anterior ha desencadenado cerca de tres años de manifestaciones por parte de los trabajadores portuarios que, al igual que TPS, aseguran defender la competitividad del Puerto de Valparaíso. De hecho, los portuarios y el concesionario -de forma separada- recurrieron a tribunales para interponer recursos de protección contra la medida, pero todas las instancias, incluyendo a la Corte Suprema, dieron razón a la estatal.

Aún así, recientemente, TPS emitió -a través de su sitio web y redes sociales- un comunicado indicando que no todo estaba zanjado respecto de las cargas limpias, lo cual fue respondido por la la Empresa Portuaria Valparaíso que llamó al concesionario a entregar los antecedentes que “avalen su postura”.

Fuente: Portal Portuario


admin9 marzo, 2017
32310264290_14a26847bf_z.jpg

1min310

El intendente de Valparaíso, Gabriel Aldoney, reiteró sus criticas al movimiento de trabajadores portuarios, quienes amenazaron con bloquear nuevamente la actividad de los cruceros como protesta por el tema de las cargas limpias.

En este sentido, la autoridad de gobierno señaló que “ellos saben perfectamente y lo sabe también TPS, que este es un tema que está resuelto judicialmente”

Aldoney añadió que si el problema pasa por la carencia de fuentes laborales se encuentra abierto a seguir conversando con los dirigentes de la Coordinadora Marítimo Portuaria.

“Me he reunido con los trabajadores portuarios diciéndoles que si efectivamente hay un problema de trabajo o de fuentes laborales busquemos otras soluciones alternativas, de hecho yo les he planteado algunas que ellos no aceptaron. La preocupación de que efectivamente sean las cargas limpias la solución a los problemas que ellos creen tener, que es de fuerza laboral, no toma en cuenta que afectaría a otros trabajadores que realizan esas actividades. Creo que la actitud que tienen es absolutamente irresponsable y tendrán que asumir las responsabilidades del caso”, cerró Aldoney.

Fuente: Portalportuario.cl


admin9 marzo, 2017
osvaldourrutia-1024x682.jpg

5min420

El diputado de la UDI, Osvaldo Urrutia, acusó que el concesionario del Terminal 1 del Puerto de Valparaíso, Terminal Pacífico Sur, está “saboteando” a la industria de los cruceros en la ciudad.

El parlamentario virtió sus declaraciones en el Congreso Nacional a propósito de los 1.700 pasajeros del Norwegian Sun que debieron desembarcar en el sector varadero de Terminal Cerros de Valparaíso a través de lanchas tipo tender debido a que el crucero no tuvo prioridad de sitio en el T1.

Si bien desde la Empresa Portuaria Valparaíso se explicó que la situación se originó debido a que la nave de pasajeros llegó a la ciudad fuera del calendario oficial de la temporada 2016-2017, el parlamentario fue enfático en señalar que este hecho constituye un “daño irreparable a la industria de los cruceros”.

“La situación es gravísima, esto es un atentado, un verdadero sabotaje a la industria de turismo. Esto si lo sumamos al problema que hubo hace 15 días cuando funcionarios o trabajadores del Terminal 1 cerraron las puertas e impidieron la salida de otros turistas, cerca de 2 mil turistas que no pudieron salir y se encontraron atrapados por más de 3 horas en el Terminal 1, sumado a esto que el buque no puede atracar y los pasajeros tienen que ser bajados en lancha con los riesgos que eso tiene, sumado a la solicitud de aumento de tarifa por pasajeros, queda demostrado que los concesionarios del Terminal 1, TPS, no quieren la industria de cruceros, no quiere que funcione, no quieren que lleguen más cruceros a Valparaíso y eso me parece gravísimo es, como digo, un verdadero atentado al Puerto de Valparaíso, a la ciudad y eso me parece inaceptable”, aseguró Urrutia.

Terminal 2

Frente a este escenario, el parlamentario hizo un llamado a las autoridades a tomar cartas en el asunto y, por otro lado, expresó la necesidad de avanzar en la construcción del proyecto de expansión del Terminal 2 y de un muelle dedicado a cruceros para, a su juicio, “frenar los abusos”.

“Esto le da fuerza a seguir avanzando con la construcción del Terminal 2 que es importante para tener competencia y evitar estos abusos. En la medida que tengamos otro terminal portuario y que los cruceros puedan recalar allí o construir un terminal para cruceros turísticos que es la solución que se está pensando para Valparaíso, pero mientras eso ocurre, tenemos que seguir usando el Terminal 1 para estos cruceros de gran eslora que no pueden quedar a la gira con las dificultades que eso tiene”, afirmó.

Explicaciones a la industria

Osvaldo Urrutia, además apuntó que en un par de semanas, Chile participará de la feria Seatrade de Miami, donde debido a los inconvenientes que se han presentado para la atención de cruceros, el país deberá “dar explicaciones”.

“En unas semanas va a ocurrir en Miami un cruceros, donde los chilenos tendrán que dar explicaciones de lo que está ocurriendo en Chile y todo esto ha sido provocado por un concesionario, lo que parece inaceptable (…) y él ha provocado todos estos problemas, atentando contra un modelo de desarrollo del Puerto de Valparaíso, si Valparaíso es una ciudad patrimonial, dentro de otras cosas, para que nos vengan a ver, para que vengan los turistas (…), este es un daño irreparable a la industria, a la credibilidad de Valparaíso, a la imagen de Valparaíso, a la imagen de Chile y esto no puede seguir siendo aceptado”, enfatizó.

Fuente: Portalportuario.cl


admin9 marzo, 2017
Costa-Cruceros-quiere-reducir-las-emisiones-de-CO2-.jpg

2min320

Desde EPV se informa que, siendo las 9.30 horas, se ha verificado el normal funcionamiento operativo de los Terminales 1 y 2, en especial en la atención de las naves de cruceros “Norwegian Sun” y “Amadea”, que se espera movilicen alrededor de 5 mil visitantes durante esta jornada.

Asimismo, como se informó ayer, se han dispuesto una serie de coordinaciones en conjunto con la Autoridad Marítima, Carabineros y la Gobernación Provincial, con el fin de ejercer las medidas necesarias que aseguren la seguridad y continuidad operacional del puerto en caso de concretarse la amenaza de los dirigentes de los Sindicatos 1 y 2 de TPS, la Cotraporchi y el Sindicato de Estibadores de la ciudad, de repetir acciones de fuerza en contra de la atención de cruceros.

Cabe indicar que el crucero “Norwegian Sun”, ha permanecido a la gira dentro de la bahía desde su arribo, cerca de las 7 de la mañana y hasta las 11.30, cuando inicie sus maniobras para atracar en el frente de atraque principal del Terminal 1 alrededor del mediodía, una vez que el carguero “Mol Paradise” concluya sus operaciones.

Esto porque esta recalada inicialmente no estaba programada en la Temporada 2016-2017, lo que obligó a ajustar los procedimientos del puerto de modo de asegurar su atención. En ese sentido, durante cuatro horas se operará con el sistema de tender, que implica el desembarco directo de alrededor de 1.700 pasajeros y su equipaje en naves menores desde el crucero y hasta el sector Varadero en el Terminal 2, desde donde posteriormente son trasladados hasta el Terminal de Pasajeros, VTP.

Respecto de la nave “Amadea”, se espera recale a las 11.00 horas en dependencias de TCVAL.


admin7 marzo, 2017
crucero.jpg

3min490

De acuerdo a la planificación de los terminales, los próximos cruceros recalarán el jueves 9 (”Amadea”); el sábado 11 (“Hanseatic”); el miércoles 15 (“Crown Princess”); el viernes 17 (“LeBoreal”), el domingo 19 de marzo (“Celebrity Infinity”), el jueves 23 (“Regatta) y el lunes 27 (“Hebridean Sky”) con un total aproximado de 20 mil visitantes, que implicaría una pérdida  de 1.560 millones de pesos (2 millones 400 mil dólares) para la industria turística de la Ciudad-Puerto de Valparaíso y el país.

Luego de una reunión sostenida este martes entre ejecutivos de Empresa Portuaria Valparaíso (EPV) y representantes de la Confederación de Trabajadores Portuarios de Chile (Cotraporchi), la Coordinadora Marítima Portuaria de Valparaíso y el Sindicato N° 1 de TPS, desde Puerto Valparaíso se advirtió sobre la amenaza de nuevas acciones de presión por parte de los sindicatos de eventuales.

Cristian Calvetti, gerente de Asuntos Corporativos indicó que “los dirigentes encabezados por Sergio Baeza y Roberto Rojas, manifestaron estar dispuestos a entorpecer nuevamente la operación del puerto a través de medidas de fuerza, y en particular durante las próximas fechas de recaladas de cruceros, tal como ocurrió el pasado 15 de febrero, cuando un reducido grupo de portuarios eventuales se tomó la puerta de acceso al Terminal 1, impidiendo la atención de miles de pasajeros de dos cruceros que permanecían en el puerto”.

“Pese a que nuestro gerente general, señaló estar dispuesto a abordar las problemáticas laborales de los trabajadores eventuales, y propuso alternativas para resolver efectos negativos en la empleabilidad del sector portuario, desde la Coordinadora dijeron que no están interesados en discutir ninguna propuesta que no signifique acceder a desarrollar actividades de aforo al interior de los terminales, pese a que históricamente en Valparaíso estas funciones se han desarrollado fuera del puerto”, agregó Calvetti.

En la reunión se señaló la imposibilidad de que EPV acceda a esta solicitud, debido a que existen pronunciamientos judiciales concluyentes sobre la materia; porque una decisión de esta naturaleza afectaría gravemente la competitividad del puerto de Valparaíso, debido a que traer estas actividades de fiscalización al borde muelle, podría constituir un monopolio; y porque además se perjudicará directamente las fuentes laborales de cientos de personas que hoy se desempeñan como aforistas en ZEAL y en otros cinco almacenes extraportuarios de la comuna.

Debido a lo anterior, los dirigentes de la Coordinadora amenazaron con realizar nuevas manifestaciones, y en particular durante las jornadas de recaladas de crucero, buscando así afectar la operación del puerto.


admin6 marzo, 2017
valparaiso-1-1024x768.jpg

3min450

Pasado los días ya se puede pensar con tranquilidad respecto a la increíble huelga de los portuarios que impidió la normal recalada de un crucero. No vale la pena ahondar sobre los daños causados que son irreparables, pero tengamos en cuenta que cuando un hecho es inexplicable es porque hay datos que ignoramos, es decir falta información.

Veamos estos hechos:

Primero. Un grupo de no más de 10 huelguistas con dudosa representatividad pudo anular a la autoridad regional y marítima que no actuaron de forma alguna.

Segundo. El motivo inicial, el aforo de las cargas limpias, no tiene sustento y compete más al Gobierno central que a las autoridades locales.

Tercero. La huelga la hicieron los obreros de una empresa privada del grupo Von Appen, sin embargo, esta empresa no previó lo que sucedería, no tenía un plan alternativo y después tampoco participó en las conversaciones que dieron salida al impase dejando a su propio terminal en manos de los huelguitas.

Cuarto. Nadie se responsabilizó de nada, el imperio de la ley fue sobrepasado y no se insinúan siquiera acusaciones ni denuncias a los tribunales. ¿Dónde está la Municipalidad, Sernatur, la Cámara de Comercio y Turismo? ¿Por qué sus silencios?

Quinto. Los dirigentes porteños que dicen velar por el patrimonio del puerto no muestran signos de preocupación frente al peligro de potenciar a otros puertos.

¿Cuáles son los datos que ignoramos? ¿Intereses económicos, de políticos regionales, de trabajadores portuarios comprados? Porque da la impresión que estos pocos portuarios no son sino tristes peleles movidos por poderes capaces de adormecer a la opinión pública y de frenar la acción de quienes deberían haber controlado la situación. 

Un desafío para el periodismo investigativo.

 

 

Sara Arenas Castro

Ex Presidenta

Unión Comunal de Junta de Vecinos – Valparaíso


admin6 marzo, 2017
puerto-lirquen.jpg

3min410

Una multa que podría llegar casi a los $12 mil millones (21 mil Unidades Tributarias Anuales, UTA) arriesga el Puerto de Lirquén luego que la Superintendencia de Medio Ambiente, SMA, iniciara la formalización de cargos por dos situaciones distintas.

El registro de la entidad fiscalizadora da cuenta que el primer cargo se originó luego de las denuncias por ruidos molestos que presentaron vecinos a la entidad. Por este incumplimiento a la norma, el puerto puede tener una sanción que va desde una amonestación a una multa de mil UTA.

El segundo cargo es por incumplimientos a la Resolución de Calificación Ambiental de 2006. Según la formulación de cargos, el Puerto de Lirquén (en este caso Portuaria Lirquén S.A.), habría realizado descargas no autorizadas, de residuos líquidos en el sector playa y, también infiltración no autorizada de estos en un antiguo pique minero.

Además, se detectó que no se ejecutó la construcción de una barrera acústica en el perímetro oeste de la población Carlos Condell y, por último, que Puerto Lirquén no remitió los resultados asociados a los informes de seguimiento de emisiones de ruido en los años 2013, 2014 y 2015, tal como se expresa en el RCA. Todas ellas suman 20 mil UTA como multa.

Puerto Lirquén

A través de un comunicado, el Puerto de Lirquén precisó que se tomó nota de cada una de las faltas que se indican en la formulación de cargos e inició un proceso de revisión de cada una de ellas.

Asimismo, informó que le “planteará a la autoridad ambiental a la brevedad posible un plan de cumplimiento para corregir lo que sea necesario”. De esta forma, la empresa no ejecutaría descargos, sino que se iría por dar solución a las deficiencias.

Pese a esto, la entidad aclaró que han cumplido con cada uno de los puntos en el RCA, y que en el punto de vertimiento de residuos líquidos no se contemplaba en la resolución de calificación ambiental. Asimismo, sostuvieron que las barreras acústicas estaban siendo instaladas, pero que un acuerdo posterior entre vecinos -autorizados por el Servicio de Evaluación Ambiental- llevó a que no todo se instalara.

Por último, sostuvieron que los informes de ruido no se emitieron debido a que esta labor se debía realizar mientras se desarrollaba la construcción del proyecto de ampliación de puerto, el que se detuvo en 2012 y retomó nuevamente en 2016, fecha en que nuevamente se habrían comenzado a entregar los informes.

Fuente: El Sur



Acerca de nosotros

Portal del Puerto forma parte de Portales Regionales, una red publicitaria de medios de comunicación digital, abarcando Minería, Turismo en Chile, Agricultura,  Empresas Portuarias y además, diarios electrónicos en las regiones de Valparaiso, O’Higgins y Maule.

Si te interesan post promocionados, link seo, banners o publireportajes, escríbenos.


ventas@portalesregionales.cl